El Almaizar

El Almaizar | Zahora 200 - 11159 Barbate (Cádiz) | Tlf.: 956 437 101 | Móvil: 609 00 85 29

Parque Natural de la Breña

Desde el entorno de Barbate a Caños de Meca y tierra adentro hasta Vejer de la Frontera se extiende uno de los parques naturales menos extensos de Andalucía con unas 5.000 hectáreas, el Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate. En él se distinguen hasta cinco ecosistemas diferentes: marino, acantilado, pinar, marismas y sistemas dunares. Destaca el impresionante Tajo de Barbate que, con más de 100 metros de altura, constituye el acantilado más notorio del Atlántico andaluz. Para contemplar de cerca este espectáculo y deleitar los sentidos, lo ideal es realizar un paseo en barco desde el puerto de Barbate por sus cristalinas aguas turquesas, en las que también se practican submarinismo y snorkel. Se distinguen en sus acantilados, aún erosionados por el agua y el viento, manantiales de agua potable que vierten en pequeñas caletas, son los conocidos caños. Junto a zarzas e higueras crecen plantas típicas de ambientes salinos como almajos, barrillas o siemprevivas. En los huecos de la piedra crían numerosas garcillas bueyeras, grajillas, y la gaviotapatiamarilla, halcón peregrino, vuelvepiedras y zarapito trinador. Entre las rapaces, destacan el águila pescadora, la lechuza y el cernícalo vulgar. Los aficionados al parapente y ala-delta disponen en este espacio de lugares ideales para la práctica de estos deportes, incluso una escuela de vuelo libre en Vejer. Esta biodiversidad se multiplica en las marismas y lagunas, que cobijan gran número de aves, al ser zona de nidificación y paso de migraciones. Un paseo por su interior nos permitirá fotografiar al ánade real, focha común, pato cuchara, e incluso algún zampullín chico, garza real o imperial. Entre el carrizo se observan avetorillos, ruiseñores bastardos y carriceros comunes. Otro paisaje característico es el pinar de La Breña. Su intensa repoblación para frenar las dunas móviles lo han convertido en el mayor pinar de Cádiz, del que se aprovechan piñas y piñones. En este lugar, el aroma a pino se mezcla con el de romero y lavanda que, junto con palmito, espino negro e, incluso retama o lentisco, forman el matorral mediterráneo existente. El pinar se extiende hasta bordear el acantilado, donde el pino carrasco convive con bosquetes de sabinas y abundantes enebros. Lo mejor es recorrerlo a caballo, destacando el sendero de la Torre del Tajo que culmina en una hermosa panorámica. Ésta es una de las torres vigías que en los siglos XV y XVI alertaban sobre naves piratas y que, posteriormente, presenciaron la Batalla de Trafalgar. Pero ya desde los fenicios, el papel del mar era fundamental, con la pesca del atún en almadraba y la salazón. Barbate sigue siendo un gran centro pesquero, con su puerto comercial y gran afición a la pesca con caña. En el estuario se pescan lisas y anguilas; y en la marisma, doradas y lenguados. De esta forma, el visitante adquirirá in situ productos de la salazón de atún, la mojama y huevas curadas. FICHA TÉCNICA Provincias: Cádiz Municipios: Barbate, Vejer de La Frontera Extensión: 5077.0 ha. Fecha de declaración: 28 de Julio de 1989.

Parque de los Alcornocales

Suelo, humedad y aprovechamiento tradicional han sido los factores determinantes para mantener la mayor masa conservada y productiva de alcornocal de la Península Ibérica, el Parque Natural Los Alcornocales. Situado en la provincia de Cádiz y parte de Málaga, se extiende desde la sierra hasta el joven Parque Natural del Estrecho, presentando gran diversidad de relieves y paisajes. Esta riqueza se refleja en todos los ámbitos: flora, fauna, climatología, historia y folklore, constituyendo un lugar ideal para visitar y disfrutar de actividades tan diversas como la recolección de setas y la práctica de deportes en la naturaleza. El principal responsable de esta riqueza es el agua, presente en numerosos ríos, arroyos y embalses que, además de abastecer a la provincia, son aptos para la pesca y actividades recreativas. Pero sobre todo destaca la humedad proveniente de la costa, que se acumula formando bosques de niebla en valles estrechos y profundos denominados canutos. En estas condiciones se conserva una flora muy singular, perteneciente a la Era Terciaria, la Laurisilva. Se caracteriza por hojas lisas y brillantes, que aprovechan la humedad y escasa luz que dejan pasar los alisos que bordean los canutos. Así, entre el aroma del laurel, la belleza del ojaranzo en flor, elegantes durillos y acebos, se caminará por esta especie de selva, en compañía de los sonidos del mirlo acuático, el hábil martín pescador y las currucas o pinzones, que se esconden entre los helechos. Los suelos de arenisca, que han favorecido el denso alcornocal, también albergan quejigos y roble andaluz en las zonas más húmedas. En estos bosquetes cazan las águilas calzadas, culebreras y ratoneras, además de azores, gavilanes y cárabos. En las alturas, asoman las rocas y sobre el suelo pobre aparece la herriza, denso matorral achaparrado de distintas especies adaptadas a suelos ricos en metales como el aluminio, entre las que abundan, por ejemplo, las aromáticas. En este espacio habitan la cabra montés y numerosas aves rapaces, destacando el buitre leonado, alimoche, águila perdicera, búho real y halcón peregrino. En las zonas bajas y arcillosas aparece el acebuchal aclarado desde tiempos inmemoriales para dejar paso al pasto que alimentará el ganado típico de la zona, la vaca retinta. En las laderas, aparece el matorral mediterráneo, con jaras, brezos, cantuesos, torviscos y majuelos. Por ellos discurre el corzo morisco, autóctono y emblema de caza mayor, además del gamo, ciervo y carnívoros como ginetas, tejones y sobre todo meloncillos, con la mayor población de la península. En un Parque tan completo y diverso, caben otras actividades, que van del montañismo en el pico del Aljibe o el Picacho; la espeleología en el enclave Ramblazo-Motillas, o el descenso de cañones en La Garganta de Buitreras, una de las pocas áreas preparadas para esta práctica de riesgo y que por su singularidad ha sido declarada Monumento Natural. Para los más tradicionales se recomiendan las rutas a caballo, como las establecidas en La Almoraima. Conviene completar la visita al Parque Natural con un paseo por los pueblos que lo conforman: Jimena de la Frontera, Alcalá de los Gazules o Castellar de la Frontera son algunas de las posibilidades. Su rico patrimonio cultural y gastronómico se convierten en otros dos reclamos más del espacio. FICHA TÉCNICA Provincias: Cádiz, Málaga Municipios: Alcala de Los Gazules, Algar, Algeciras, Arcos de La Frontera, Barrios (los), Benalup-casas Viejas, Benaocaz, Bosque (el), Castellar de La Frontera, Jerez de La Frontera, Jimena de La Frontera, Medina-sidonia, Prado del Rey, San Jose del Valle, Tarifa, Ubrique, Cortes de La Frontera Extensión: 167767.0 ha. Fecha de declaración: 28 de Julio de 1989.

Marruecos

¡Nuevo! Reserva excursión a Tánger desde Tarifa. Una forma cómoda y económica de conocer la ciudad de Tanger sin quebraderos de cabeza. 3 días y 2 noches con barco + hotel. Te ofrecemos billete de ferry ida y vuelta, traslados al hotel, estancia de 2 noches, devolución total si se anula el barco por el clima y seguro de viaje. Ver precios y condiciones ¿Quieres un plan de viaje? Plan para un fin de semana en Tanger. Notas generales para organizar la escapada Marruecos es otro planeta al alcance de la mano de los turistas que visitan Vejer y su entorno. En esta sección comentamos algunas notas de interés para aquellos que tienen interés en cruzar el estrecho y conocer una nueva cultura. Vejer se sitúa en el área de influencia del estrecho de Gibraltar, zona de comunicación entre Europa y el continente africano. La visita a Marruecos puede ser una fácil excursión a realizar por los visitantes de la zona por su cercanía y por su indudable atractivo turístico. El viaje Algeciras es el punto habitual de partida de los barcos de pasajeros que cubren el recorrido entre la península y los puertos africanos. Hay dos posibilidades: coger un ferry directo a Tanger o entrar a Marruecos vía la ciudad española de Ceuta. Ambas opciones son igualmente válidas. Llegar a Tanger permite conocer facilmente esta bulliciosa ciudad (cuyo encanto ya no es el que era) y la maravillosa costa atlántica marroquí de playas salvajes y bravas y de puntos tan atractivos como Larache o Asilah. El trayecto al puerto de Ceuta, además de ser más corto y económico, permite visitar durante unas horas esta desconocida y exótica ciudad española. Tras pasar la frontera con Marruecos se puede acceder facilmente a la preciosa costa mediterranea, así como a puntos tan interesantes como Tetuán o Chauen. Merece la pena pasar el coche para tener total libertad de movimiento, aunque tampoco es mala opción confiar en los transportes locales, que no funcionan mal, sobre todo los taxis comunitarios, que a precios españoles resultan auténticas gangas. Los destinos más interesantes Algunos de los destinos más atractivos del norte de Marruecos son: - Tanger: Ciudad portuaria, algo descuidada y decadente en las últimas décadas, conserva una medina bulliciosa y caótica. Es posiblemente la opción más cómoda de visita desde Cádiz, cogiendo un ferry directo desde Algeciras, con posibilidad de realizar incluso una excursión de un día. - Chaouen: Destino muy popular entre los visitantes por su ambiente hippie y liberal y por su maravillosa geografía urbana de callejuelas encaladas de blanco y añil y su tranquilo ambiente serrano. En determinadas épocas la afluencia de turistas es alta. Chauen dispone de numerosos restaurantes y cafes típicos, así como de algunas de las mejores tiendas de artesanía del norte de Marruecos. La ciudad marroquí de Xauen y la ciudad gaditana de Vejer se encuentran estrechamente vinculadas por motivos históricos y culturales. Cuenta la leyenda que cuando los moros fueron expulsados de España, un emir marroquí que estaba enamorado de una vejeriega, se la llevó a Marruecos y construyó una ciudad a imagen y semejanza de Vejer, a la que dio el nombre de Xauen. - Tetuan: Capital del norte de Marruecos, es una ciudad grande pero acogedora con una de las medinas más atractivas y auténticas de Marruecos. Es una ciudad joven y viva, escaparate del desarrollo de Marruecos. El zoco es enorme y es recomendable visitarlo con un guía. Las calles se distribuyen en gremios y el festival de olores y color es constante. Mil opciones de compras a buen precio. - Asilah: Pueblo marinero de la costa atlántica con excelentes playas y ambiente liberal de cierto toque gay. Arcila, como también se le conoce, es una zona muy frecuentada por los visitantes españoles, que suelen alquilar pequeñas casas marroquíes en la pequeña pero coqueta medina con olor a brisa marina que la caracteriza. Excelente el pescado.

Vejer de la Frontera (a 10 Kms.)

Vejer es un bello pueblo blanco andaluz que reune una oferta turística única que combina lo mejor del turismo de playa con el encanto del Cádiz interior. Descubre sus calles estrechas, sus vistas, sus restaurantes y hoteles con encanto, sus alrededores ... Infovejer.com te descubre lo mejor de este rincón único de Andalucía.

Conil de la Frontera (a 10 Kms.)

Conil es un precioso pueblo costero de casas blancas y ambiente marinero. Tras toda una historia dedicada al mar y a los campos de cultivo, desde hace unos años se ha convertido en un destino turístico de primer nivel en Andalucía con alguna de las mejores playas del sur de España y un futuro prometedor. Conil mira al mar desde cualquier rincón y se asienta en una colina cuyo desnivel aterriza suavemente en la doradas arenas de la playa. Es un pueblo vivo, de gente acogedora y alegre. Aunque Conil es un pueblo pequeño cuenta con kilómetros de playas anchas y limpias que reciben la distinción de calidad de bandera azul. Las playas, que han dado fama mundial a este destino, son variadas: desde interminables playas de arenas doradas hasta calitas solitarias pasando por playas más urbanas y populares. La playa más conocida tal vez sea la de los Bateles, una estupenda playa larga y arenosa con vientos laterales y animado oleaje. A cada lado de ella se encuentran las playas de Castilnovo y la Fontanilla, más salvaje la primera y más urbana la segunda. En dirección a Roche se suceden unas calitas de tierras rojizas de enorme encanto y tranquilidad donde se practica en ocasiones el turismo. Cerca de ellas se extiende el enorme pinar de Roche, un paraje natural muy interesante.

Barbate (a 10 Kms.)

Barbate es un típico pueblo blanco de pescadores con un entorno natural envidiable de playas y pinares. Barbate está muy cerca de Vejer y puede ser una buena opción de escapada de playa y gastronómica. Barbate es un sencillo pueblo de pescadores de ambiente popular. Tras una crisis de su sector pesquero Barbate lucha por su futuro buscando en el turismo su seguro de vida. Y sin duda que con sus playas y su gastronomía tienen un patrimonio enorme. Barbate es la meca de los amantes de la gastronomía del mar. Dispone de una excelente industria de mojama, otros salazones y conservas de pescado, auténticos delicatessen de gran calidad. A parte podemos encontrar algunos de los mejores restaurantes y bares de la comarca con una esquisita oferta de pescados fritos y recetas de atún. El municipio de Barbate cuenta con playas conocidísimas como la de Caños de Meca o Zahara de los Atunes, que son pedanías a pocos kilómetros del pueblo. En el mismo nucleo urbano podemos encontrar la playa de la Victoria, una excelente playa urbana de ambiente agradable y familiar. A las afueras del pueblo podemos disfrutar de la soberbia playa de la Yerbabuena, uno de los parajes más atractivos y salvajes de Andalucía, y al borde del maravilloso pinar. El pinar de Barbate es un parque natural marítimo-terrestre de indudable valor ecológico y paisajístico que merece la pena recorrer. Especialmente bonita es la ruta entre Barbate y Los Caños de Meca, así como las Torres de Vigia medievales que aún se conservan.

Vejer de la Frontera, Conil y Barbate nos permiten disfrutar de sus costumbres, cultura, gastronomía y arquitectura de influencia árabe. Al mismo tiempo se puede gozar del Parque Natural de la Breña, de los impresionantes acantilados de Caños de Meca y Cabo Roche, así como el parque de los Alcornocales, complejo natural apenas transformados, y de las ruinas romanas de Baelo Claudia (playa de Bolonia). Se facilitan folletos a la recepción de nuestros clientes, con el fin de que ellos mismos puedan elegir sobre una diversidad de posibilidades. No obstante indicaría en primer lugar una visita histórico-cultural, que abarca desde nuestra gastronomía, arquitectura, rutas del toro, de los pueblos blancos, del vino y de la costa.

Pase unas inolvidables vacaciones